Carta del Director

Los oficios artesanales que a lo largo de la historia del hombre se han desarrollado, son la cara más bonita que los pueblos tienen al momento de buscar su identidad profunda. De ahí la importancia de sostenerlos por medio de políticas de desarrollo integral, que visibilicen al ser humano como el gestor irremplazable e inigualable en el manejo de las técnicas artesanales; pues son ellos, los artesanos, los portadores de saberes tradicionales que se han mantenido en el tiempo sin mayor modificación, pero que a su vez han servido para que se desarrolle una nueva visión productiva que combina el oficio con el diseño.

De esta manera el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, CIDAP, con una trayectoria de más de cuarenta años, ha asumido siempre con responsabilidad el desarrollo de sus objetivos de creación, trabajando de la mano con sus principales actores y buscando potenciar las artesanías y las artes populares del Ecuador y América.

En ésta nueva etapa institucional, el CIDAP debe ser ese punto de encuentro permanente de los artesanos, en donde se debata y propongan las acciones de manera conjunta. Por tal motivo, nuestro mayor propósito es humanizar al producto artesanal, sensibilizar a los públicos sobre la importancia de reconocer al hombre o mujer que se encuentra detrás de una bella artesanía, identificar y revalorizar aquellas ramas artesanales que han dado soporte a nuestro patrimonio cultural, proyectarlos y conectarlos con las nuevas necesidades del mercado sin perder su esencia e identidad, pero sobre todo buscar que cada una de las acciones, que se desarrollen, vayan en total beneficio del sector artesanal para conseguir con ello mejores días para los artesanos y artesanas artífices de nuestro país y continente.

 

Lcdo. Fausto Ordóñez Almeida

Director Ejecutivo del CIDAP